¿GMAO o ERP para una mayor eficiencia?

¿GMAO o ERP para optimizar sus procesos de mantenimiento? Este artículo analiza las funcionalidades y ventajas de cada solución, proporcionando consejos para una integración exitosa adaptada a sus necesidades.

La decisión de elegir entre un software de Gestión de Mantenimiento Asistido por Ordenador (GMAO) y un Enterprise Resource Planning (ERP) reviste una importancia fundamental para las empresas en busca de eficiencia en la gestión de sus equipos, stocks de piezas de repuesto y procesos de mantenimiento. Este artículo tiene como objetivo orientarle en esta decisión, destacando las funcionalidades, ventajas e inconvenientes de cada una de estas soluciones. El objetivo es encontrar la opción que se alinee perfectamente con los requisitos de su proyecto de gestión de mantenimiento. Encontrará consejos prácticos para la integración exitosa de la solución elegida, ya sea que opte por un proyecto ERP o la adopción de un software GMAO diseñado específicamente para el mantenimiento asistido por ordenador.

 

Entender los fundamentos: GMAO y ERP explicados

¿Qué es una GMAO?

Qué-es-una-GMAOLa Gestión de Mantenimiento Asistido por Ordenador, o GMAO, optimiza el mantenimiento en las empresas, integrando funcionalidades como la gestión de solicitudes y órdenes de trabajo, la gestión de equipos y la gestión de mantenimiento preventivo, que permiten planificar, automatizar y centralizar la información. Un software de mantenimiento ofrece una visión completa y precisa de las operaciones de mantenimiento.

La GMAO se ha diversificado más allá de la industria, gracias a las soluciones SaaS. Se extiende a diferentes sectores, como la salud, la energía, el medio ambiente, el transporte y la logística, etc., para gestionar el mantenimiento y tareas relacionadas. Sus herramientas – planificación estratégica, inventario inteligente, movilidad – mejoran el análisis de datos para una productividad incrementada, permitiendo en particular el acceso y la entrada de datos en tiempo real.

Los beneficios de la GMAO son notables: reduce los costes de mantenimiento, prolonga la vida de los equipos, optimiza las adquisiciones y refuerza la seguridad de los empleados. También garantiza el cumplimiento normativo, siendo indispensable para una gestión proactiva y eficiente del mantenimiento.

 

¿Qué es un ERP?

El ERP, por sus siglas en inglés de Enterprise Resource Planning, es un sistema integrado que dirige las actividades de una empresa, incluyendo contabilidad, compras, gestión de proyectos, gestión de riesgos y cadena de suministro. Una suite ERP completa también puede abarcar un software de gestión de rendimiento, útil para la planificación y el informe de las actuaciones financieras.

Al conectar los procesos empresariales, los sistemas ERP aseguran un flujo de datos uniforme. Constituyen la “fuente única de información fiable”, crucial para el seguimiento completo de los procesos de producción, logística y finanzas. Los ERP son vitales para la transparencia de las operaciones internas.

Los ERP apuntan a la mejora de la eficiencia operativa, simplifican la comunicación interdepartamental y gestionan las interacciones con las entidades externas. Minimizan los errores y favorecen una toma de decisión ilustrada, convirtiéndose en piezas clave en la estrategia de optimización de las empresas.

 

Los principales objetivos de cada solución

Los-principales-objetivos-de-cada-soluciónLa GMAO tiene como objetivo la optimización de la gestión de mantenimiento, favorece mejores decisiones estratégicas y apoya a los equipos de mantenimiento. Utilizada en diversos ámbitos, busca maximizar la eficiencia de los equipos, optimizar las compras y aumentar la fiabilidad y disponibilidad del material.

El ERP, por su parte, aspira a unificar todas las funciones comerciales esenciales en una sola plataforma. Esto incluye finanzas, gestión de proyectos, recursos humanos y marketing, con el objetivo de fusionar estas funciones en un sistema unificado y fluido.

En conclusión, si la GMAO se centra en aspectos de mantenimiento, el ERP abarca una visión integrada de la gestión operativa. Juntas, estas tecnologías desempeñan un papel complementario esencial en la mejora y modernización de la gestión empresarial.

 

Criterios para elegir entre GMAO y ERP

  1. Las necesidades específicas de la empresa

Las-necesidades-específicas-de-la-empresaLa selección de una GMAO o un ERP depende esencialmente de las necesidades únicas de la empresa. Para aquellas centradas en el mantenimiento y la gestión de intervenciones, una GMAO resulta ser la solución perfectamente adaptada. Ofrece herramientas dedicadas al mantenimiento preventivo y correctivo. En cambio, las organizaciones en búsqueda de una gestión integrada de sus operaciones, incluyendo finanzas, recursos humanos y cadena logística, encontrarán lo que necesitan en un ERP.

Identificar si la necesidad se centra en una solución especializada en mantenimiento o si se prefiere un sistema que abarque la gestión global es crucial. La GMAO se enfoca con precisión en el mantenimiento, mientras que el ERP abraza una visión de conjunto para la optimización de procesos.

La revisión de los procesos internos ayudará a escoger el sistema que ofrezca las mejores funcionalidades para sus necesidades. Una empresa con muchos activos físicos podría inclinarse por una GMAO, mientras que otra, que desee mejorar la integración y la comunicación entre sus departamentos, podría preferir un ERP.

 

  1. El tamaño y la estructura de la organización

El tamaño y la configuración de la empresa no son determinantes en la elección del sistema. Las pequeñas estructuras pueden beneficiarse de la simplicidad y accesibilidad de una GMAO para el mantenimiento. Las entidades más grandes, con una organización más compleja en múltiples sitios y/o con presencia internacional también pueden verse atraídas por la flexibilidad y las economías de escala ofrecidas por una solución GMAO menos pesada de desplegar y manejar.

La integración de procesos empresariales que ofrece el ERP representa, sin embargo, una ventaja importante para las grandes organizaciones. La GMAO a menudo amplía las funcionalidades del ERP a los procesos de mantenimiento.

La facilidad de adopción y la curva de aprendizaje son, por supuesto, criterios a tener en cuenta. La especificidad de la GMAO facilita su adopción por parte de los equipos de mantenimiento, mientras que un ERP requiere una formación más profunda debido a su amplitud.

La GMAO sería adecuada para entidades enfocadas en el mantenimiento. Un ERP, en cambio, es esencial para aquellas que necesitan la coordinación de diversas funciones. La integración de procesos empresariales que ofrece el ERP representa una ventaja importante para las grandes empresas.

 

  1. Los costes y el retorno de la inversión esperado

Los-costes-y-el-retorno-de-la-inversión-esperadoEl coste inicial y el ROI son críticos. La adquisición e implementación de una GMAO son generalmente menos costosas con un alcance funcional dedicado al mantenimiento. Los ERP, más caros en su compra, responden a una problemática de gestión más global.

Los ahorros en términos de tiempo y recursos también deben considerarse. Una GMAO puede reducir los gastos de mantenimiento y prolongar la vida útil de los equipos. Un ERP, por su parte, puede mejorar y acelerar la comercialización.

 

  1. La integración con los sistemas existentes

La integración con las tecnologías preexistentes es crucial. Es imperativo que una GMAO pueda conectarse fácilmente con otros softwares de la empresa, mientras que un ERP suele ser elegido por su habilidad para consolidar todos los sistemas en una única plataforma. La compatibilidad y facilidad de integración son criterios clave para la eficiencia operativa.

La flexibilidad de las GMAO y de los ERP con respecto a las infraestructuras existentes debe examinarse. Una integración exitosa asegura una comunicación eficaz entre los departamentos y optimiza los procesos.

En conclusión, el soporte y las actualizaciones ofrecidas por el proveedor son fundamentales. Un sistema que se adapte a los cambios de la empresa y se integre fácilmente con las nuevas tecnologías representa una ventaja indiscutible.

 

GMAO vs ERP: Análisis de ventajas e inconvenientes

 

Criterio

GMAO (Gestión de Mantenimiento Asistido por Ordenador)

ERP (Enterprise Resource Planning)

Definición

Un software diseñado para optimizar el mantenimiento de las empresas.

Un sistema integrado diseñado para dirigir las actividades de una empresa, incluyendo la contabilidad, las compras, la gestión de proyectos, los riesgos y la cadena de suministro.

Objetivos

Maximizar la eficacia de los equipos, optimizar las compras y aumentar la fiabilidad y disponibilidad del material. Específicamente enfocado en el mantenimiento.

Unificar todas las funciones comerciales esenciales (finanzas, gestión de proyectos, RR.HH., marketing) en una sola plataforma para una gestión optimizada.

Ventajas

– Reducción de los costes de mantenimiento

– Prolongación de la vida útil de los equipos

– Optimización de las compras

– Cumplimiento normativo

– Accesibilidad en movilidad y entrada de datos en tiempo real

– Mejora de la eficiencia operativa

– Simplificación de la comunicación interdepartamental

– Gestión de interacciones con entidades externas

– Apoyo a la movilidad, conectividad y colaboración

Inconvenientes

– Costes de adquisición y despliegue

– Necesidad de personalización

– Requerimiento de soporte técnico

– Tiempo de aprendizaje para la adopción por los equipos

– Costes iniciales y recurrentes elevados

– Complejidad de la implementación

– Necesidad de armonización con los procesos internos

– Riesgo de costes adicionales si la elección del ERP es inadecuada

 

Ventajas de una GMAO

Ventajas-de-una-GMAOImplementar una Gestión de Mantenimiento Asistido por Ordenador (GMAO) revela varios beneficios clave para las empresas. Ante todo, mejora la planificación del mantenimiento. Esto permite reducir los gastos operacionales y alargar la duración de vida de los equipos. Adoptando un enfoque proactivo, los paros inesperados disminuyen, optimizando así la eficacia a largo plazo.

Su sistema centralizado de información agiliza la gestión de las órdenes de trabajo y la gestión de las solicitudes de intervención, reforzando así la estrategia de toma de decisiones. Emplear los datos para análisis profundos se convierte en una palanca de productividad. Además, su adaptabilidad a cualquier tipo de empresa y su compatibilidad con diferentes tipos de infraestructuras hacen que un software de mantenimiento como la GMAO sea una herramienta evolutiva.

Inconvenientes de una GMAO

No obstante, la GMAO no está exenta de problemas. Su adquisición y despliegue pueden representar un desafío financiero, especialmente para las pymes. La personalización del software, necesaria para responder a requerimientos específicos, también exige inversiones adicionales en tiempo.

La falta de soporte técnico continuo, especialmente de soluciones de código abierto, puede generar gastos no previstos. Además, familiarizarse con el software requiere un aprendizaje que podría ralentizar su integración y adopción por parte de los equipos.

Ventajas de un ERP

Las soluciones ERP (Enterprise Resource Planning) transforman la gestión de la empresa mediante una integración y centralización eficaz de todos sus procesos operativos. Garantizan una coherencia aumentada y una visibilidad exhaustiva, reduciendo así los costos relacionados con el sistema de información y aumentando la productividad.

Estos sistemas se adaptan a las exigencias digitales dinámicas gracias a su soporte de la movilidad, la conectividad y su potencial de colaboración. Ocupan un lugar central en la digitalización de las empresas, facilitando el seguimiento y revisión de los procesos.

El ERP unifica los datos en una única base, automatiza las actividades recurrentes y mejora la precisión de la información. Esto se traduce en una mejor toma de decisiones, apoyada por un acceso instantáneo a los datos.

Desventajas de un ERP

A pesar de sus ventajas, los ERP implican costes iniciales y recurrentes notables, aunque los modelos SaaS pueden ofrecer una alternativa más asequible. Es crucial sopesar estos gastos frente a los beneficios potenciales a largo plazo, ya que los ERP pueden generar ahorros importantes.

Su implementación resulta compleja, requiriendo una perfecta armonización con los procesos internos de la empresa, lo que puede presionar el presupuesto y exigir una dedicación considerable en términos de recursos y esfuerzos.

Elegir un ERP inadecuado puede resultar costoso. Su puesta en marcha, lejos de ser trivial, requiere organización y rigor.

Conclusión

La decisión de elegir entre un CMMS y un ERP se basa en los objetivos que su empresa busca alcanzar. Si un CMMS está diseñado para perfeccionar el mantenimiento, un ERP, por su parte, unifica todas las actividades comerciales.

Considere varios elementos para hacer su elección: las necesidades específicas de su empresa, su tamaño, las implicaciones financieras, así como la compatibilidad con sus sistemas actuales. Recuerde, el objetivo detrás de la adopción de tal solución es promover la eficiencia operativa y formar parte de un proceso de transformación digital.

Tome el cuidado de analizar minuciosamente sus opciones. Comprométase luego con la solución que, no solo responde a sus necesidades actuales, sino que también es capaz de impulsar su empresa hacia nuevos horizontes.

¿Desea saber más sobre el CMMS?

Contáctenos y dialoguemos sobre sus problemáticas.

CONTÁCTENOS

Comparta este artículo
Vea también

¿Tiene un proyecto, una pregunta?

Envíenos un mensaje y nos pondremos en contacto con usted.

Scroll al inicio