Lean maintenance: el departamento de mantenimiento en el eje de la mejora continua

 

Lean maintenance: ¿qué es?

 

lean maintenanceEste concepto, que inicialmente se centró exclusivamente en la mejora de la producción, fue inventado en el seno del grupo japonés TOYOTA. Lo innovador de este enfoque fue optimizar la producción reduciendo o incluso eliminando los derroches de tiempo, habilidades y presupuesto. Jim Womack (1), quien formalizó el concepto y lo llamó «LEAN MANUFACTURING», señala, incluso, que esta operación permite crear cada vez más valor en cada vez menos tiempo y espacio, y con menos errores.

 

Este enfoque se extrapoló al mantenimiento y le asignó un papel proactivo al Departamento de Mantenimiento en la mejora del proceso de fabricación, a diferencia de lo que ocurre con el mantenimiento convencional. Se trata de mejorar, en lugar de mantener y reparar, y de dar tiempo al Departamento de Mantenimiento para centrarse en soluciones a largo plazo.

 

¿Cuáles son los principales pasos para el lean maintenance?

 

Por lo general, resulta esencial realizar una auditoría de mantenimiento para determinar las fortalezas y debilidades del servicio.
El objetivo es identificar los flujos y proponer soluciones para contrarrestar las vulnerabilidades y aprovechar al máximo las cualidades del personal y de la organización.

El apoyo puede continuar para la implementación del Lean Maintenance, que implica:

1. Desarrollar prácticas estandarizadas para estabilizar y alargar la vida útil de los equipos y dispositivos.

2. Generalizar gradualmente estas prácticas para optimizar la capacidad de intervención y aumentar el intervalo de tiempo entre las intervenciones.

3. Transferir las operaciones de mantenimiento rutinario a Producción, sin que esto afecte la calidad del mantenimiento.

4. Mejorar las herramientas de gestión de los almacenes, de planificación, de elaboración de informes y de análisis.

5. Gestionar los proyectos y la puesta a disposición de los equipos y dispositivos antes de la fase inicial y, por lo tanto, con anticipación.

Esta inversión permite un rendimiento de la inversión (ROI, por su sigla en inglés) tangible y revaloriza al personal de mantenimiento y, por lo tanto, a los recursos humanos.

De manera más general, podríamos preguntarnos si no debería sistematizarse este enfoque «LEAN», para que todos seamos, tanto industrial como personalmente, capaces de consumir menos material y energía para crear tanto o más y, al mismo tiempo, no solo ahorrar dinero, sin duda, sino también cuidar nuestro medioambiente.

 

Y usted: ¿es «LEAN»?

 

(1) Jim Womack es un profesor estadounidense, autor de los siguientes libros sobre el concepto «Lean»:
Lean Solutions: How Companies and Customers Can Create Value and Wealth Together ISBN 978-3-593-38112-1
Lean Thinking: Banish Waste and Create Wealth in Your Corporation ISBN 3-593-37561-3
The Machine That Changed the World: The Story of Lean Production ISBN 0060974176, ISBN 978-0060974176

Comparte este artículo

Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on email