Proyectos de GMAO: ¿cloud (nube) u on-premise (en local)?

Elegir una GMAO (gestión del mantenimiento asistida por ordenador), también es elegir su alojamiento ¿en la nube o en sus propias instalaciones? Los dos modelos responden a las necesidades de mantenimiento de las empresas. Pero tanto del lado de los clientes como del lado de los editores, el debate parece claro.

servidor cloud on premise

Dejemos el suspense: en el combate entre GMAO cloud frente a licencia, digámoslo claramente, gana ampliamente la primera. Y si miramos las cifras de los últimos años, la curva de adopción es incluso extremadamente rápida. Aunque ciertas empresas sigan prefiriendo el modo licencia, la balanza se inclina ahora claramente a favor de las arquitecturas cloud.

Esta inversión de curvas, DIMO Maint la lleva constatando desde hace dos años: «El basculamiento se produjo en 2019, cuando un poco más de la mitad de nuestros nuevos clientes de GMAO eligió la oferta cloud. En 2020, la tendencia se ha amplificado todavía más con una cuota del cloud de nueva adquisición ya superior al 70 %. Y cada vez más, los pliegos de condiciones recibidos descartan directamente la posibilidad de una GMAO con licencia», apunta Jean-Luc Sanjosé, director comercial de DIMO Maint.

¿Cómo funciona una GMAO basada en el cloud?

Con una solución GMAO on-premise, la infraestructura IT está alojada en las instalaciones del cliente. Así, conserva el control de sus datos y de sus aplicaciones, que suele ser el primer motivo por el cual se conserva la licencia. Esto significa que, al contrario, tiene que hacerse responsable de todos los aspectos de accesibilidad, de rendimiento, de seguridad y de copia de seguridad de los datos y disponer de los recursos técnicos (servidores, red, firewall…) y humanos necesarios.

Al acceder a un cloud público, el cliente se une a una comunidad de usuarios, en una infraestructura compartida, pero sigue siendo dueño de sus bases de datos. Esta agrupación tiene la gran virtud de dar acceso a una potente informática que ciertas empresas no podrían permitirse de otra forma.

Con respecto a un modo con licencia, el funcionamiento difiere en varios puntos:

  • Materiales y programas: en modo cloud, todos estos aspectos son responsabilidad del proveedor de servicios. Por tanto, la implementación no requiere una inversión inicial en infraestructuras IT y en personal.

 

  • Implementación y utilización: ya no es necesaria la instalación de programas en los puestos de los usuarios. Ya que las aplicaciones se pueden utilizar en línea, basta con una conexión a internet clásica para que cada uno pueda acceder al servicio, con la suscripción del contrato. El número de usuarios efectivos se puede adaptar fácilmente tanto al alza como a la baja.

 

  • Actualizaciones: las actualizaciones planificadas por el editor se hacen automáticamente. De este modo, toda la comunidad de usuarios migra al mismo tiempo. Para la empresa clienta, es la garantía de usar su plataforma de GMAO con la última versión, sin componentes obsoletos.

 

  • Seguridad y copia de seguridad: en una arquitectura cloud, los datos se almacenan en datacenters altamente seguros (protección física, encriptado de datos, simulaciones de ciberataques…) en cumplimiento con las reglamentaciones vigentes, especialmente el RGPD. La garantía de disponibilidad y de protección de datos de los clientes es responsabilidad del proveedor de servicios.

cloud ciberseguridad

Sin duda, el cloud computing ha abierto la vía a unas soluciones más flexibles y menos costosas, permitiendo así que el cliente se centre en su actividad principal. Por eso hay una conversión tan rápida de las empresas. Tanto más porque han identificado la informática en la nube como una palanca de aceleración de su transformación digital, con decisiones de inversiones que ya no se tienen que tomar, proyectos más cortos y una capacidad de apoyar simultáneamente a una amplia población de usuarios a través del e-learning y de las tutorías.

Y, según Gartner, la crisis sanitaria seguirá acelerando el movimiento: «el 70 % de las organizaciones que usan servicios cloud prevé actualmente aumentar sus gastos en el cloud tras la perturbación provocada por la crisis de la Covid-19», ha afirmado Sid Nag, analista del gabinete.

Una oferta de GMAO diseñada para el Cloud

El modelo seduce a los clientes, pero su otro mérito es animar a los editores a reinventarse. «Nos empuja a ser más innovadores y ágiles», indica Jean-Luc Sanjosé. «Por lo tanto, en DIMO Maint, el producto MX ha sido pensado desde el principio para ser al 100 % cloud, haciéndolo también totalmente compatible con un uso móvil. Cada vez nos piden más la GMAO en el bolsillo para acceder a los servicios de mantenimiento independientemente de dónde nos encontremos, sin pasar por un procedimiento VPN complicado, o peor, sin tener que volver al puesto de trabajo.

El producto también se ha diseñado para ofrecer versiones menos pesadas, más frecuentes, sencillas de instalar y que no desestabilicen al cliente en términos de uso y de configuración. De hecho, para nosotros es un desafío. Con el principio de actualización simultánea para toda nuestra comunidad de usuarios, debemos estar perfectamente seguros de la estabilidad de nuestras versiones, no podemos tener ni el más mínimo bug».

Elegir a su proveedor

Con su cambio de paradigma, el cloud confirma la instalación, probablemente duradera, de una nueva forma de consumir los servicios informáticos en la empresa. Ahora la GMAO se añade a la larga lista de los programas y aplicaciones disponibles en la nube: ERP, CRM, contabilidad, business intelligence, mensajería, almacenamiento, etc.

Solo queda elegir correctamente al editor de GMAO con el que se quiera formalizar el contrato. Hay puntos de vigilancia que se deben comprobar, como su capacidad de apoyo, la solidez de sus proveedores de alojamiento, sus compromisos en materia de seguridad, de confidencialidad y, dado el caso, la reversibilidad de los datos

contacte con nuestros equipos

Comparte este artículo

Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on email